sábado, 18 de noviembre de 2017

LOS TELESCOPIOS

Han pasado unos cuantos días desde que han instalado cinco telescopios en la franja litoral del Puerto de la Cruz, tres de ellos en el paseo San Telmo, aquel que iba a estar diáfano, libre de postes o similares para disfrutar del paseo y contemplar el mar y eludir los peligros para los menores que se encaraman a cualquier soporte. Nadie sabe quién los ha instalado (y si se sabe, nadie ha dicho nada), solo que cuentan con la autorización de la Demarcación de Costas, que es tanto como decir vaya ejemplo de descoordinación: el gobierno local no se entera o no es informado de que otra administración concede un permiso en su ámbito territorial. Ni explicaciones de ese gobierno ni una mísera pregunta de los grupos de oposición.
Es difícil discernir sobre qué es lo más grave de una situación cuando menos curiosa. Porque, teóricamente, negocio hay: funcionan los telescopios con monedas de uno y dos euros. Igual la iniciativa -se supone que privada-, con la bendición administrativa de Costas, quería probar, a ver si la cosa resultaba, y entonces no la publicitaron, porque ya saben que el estilo compadre es efectivo y termina consolidándose, con sus provisionalidades y tal y tal, hasta que alguien decide poner punto final.
Se hace la imaginativa descripción a título deductivo porque, lo dicho, no hay explicaciones por ahora.
Lo cierto es que los telescopios están ahí, en San Telmo y Martiánez. Recuerdan los de otra época, puede que aún en el franquismo, cuando fueron instalados en el mirador de La Paz para contemplar parte de aquella pequeña gran urbe en la que competían los valores de la tradición con la modernidad y los atractivos del desarrollo turístico. Entonces (eso fue lo que circuló), los propietarios y directores de establecimientos hoteleros protestaron porque las lentes de los telescopios iban dirigidas a balcones y habitaciones, invadían la intimidad y varios clientes se percataron y protestaron. Terminaron retirando los telescopios, claro.
Ahora, han pasado unos cuantos días y los artilugios siguen ahí, admitiendo monedas de uno y dos euros. Y hasta con una instrucción rotulada: “No enforcar al sol”, teóricamente con su errata tipográfica y todo, porque el vocablo, ya en desuso, sinifica 'ahorcar'. No creemos que la intención de los promotores -y los autorizantes, por acción u omisión- fuera la de aniquilar al astro rey, si nos permiten la licencia.
Es probable que, acto seguido, alguien pregunte y se reiniciará la cadena del proceso hasta verificar que nadie fue.
Al estilo compadre. Así nos va.

viernes, 17 de noviembre de 2017

NUEVO RETO TURÍSTICO

Cuando ya es un hecho la reaparición de destinos competidores en el Mediterráneo oriental y cuando nadie, después de la World Travel Market de Londres, oculta su pesimismo con respecto a los impactos en la industria turística una vez se consume la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), prevista para marzo de 2019, se plantea un nuevo reto para el sector turístico consistente en optimizar la experiencia de los viajeros en las tres fases básicas de su itinerario: búsqueda, reserva y estancia. En la capital británica también se habló de esa cuestión a partir de las que ya son tendencias tecnológicas consolidadas referidas a la analítica de datos, la movilidad y soluciones de comercio electrónico y el pago móvil.
Una firma española, Vector ITC Group, ha adelantado un primer dictamen después del procesamiento de algunos datos que ofrece una llamativa conclusión: los clientes que tienen una experiencia de viaje satisfactoria gastan un 140 % más que los que la aprecian como deficiente. Eso significa que en los destinos turísticos receptivos deben esmerarse para que los visitantes se lleven la mejor impresión y terminen repitiendo, con el valor añadido de un gasto superior. Y no en un porcentaje bajo, precisamente. Se dirá que esto no es ninguna novedad, que ya se viene haciendo en algunos sitios desde hace años, pero entonces no existía tanta competitividad, no ha habido tantas exigencias y los avances tecnológicos no solo eran más lentos sino que tardaban en consolidarse.
Esmerarse para lograr una experiencia inolvidable hasta superar las expectativas. Este debe ser el objetivo. El estudio de Vector ITC Group incide en que el cliente satisfecho es proclive a compartir sus experiencias en la red y está predispuesto para cuestionarios y valoraciones, de modo que ello repercute en potenciales clientes que, antes de tomar una decisión y contratar un paquete turístico, consultan primero en la red y luego contrastan sus informaciones a través de amistades y recomendaciones. En la tríada aludida, búsqueda, reserva y estancia, cada fase entraña su importancia y si se quiere una solución homogénea o por un solo canal, además de ágil y segura, es primordial que la estancia resulte enteramente satisfactoria.
Los operadores turísticos deberán seguir atentamente las estrategias que, por supuesto, tendrán un soporte tecnológico avanzado para diseñar con acierto y revisar lo que proceda en la evolución correspondiente. En ese sentido, la citada compañía ya afina con aplicaciones adaptadas a las necesidades de cada cliente. Se basa en el aprovechamiento de la experiencia en el ciclo de vida del usuario turístico. Esto supone trabajar en la monitorización y gestión de la reputación en redes sociales y sistemas de evaluación hoteleros con la finalidad de captar segmentos de mercado o nuevos clientes y fidelizarlos.
En cualquier caso, el sector debe ser consciente de que las coyunturas a corto y medio plazo obligan a afrontar planteamientos como este de una forma valiente y decidida. Se podrá discutir el ritmo, ma non troppo, porque a estas alturas, quien se duerma en este negocio, ya sabe que las corrientes no se detienen y su capacidad de arrastre dejan fuera de concurso a quien sea.

jueves, 16 de noviembre de 2017

ALFREDO MEDEROS, SIEMPRE TAN PERSPICAZ



En un Comité Regional de los Socialistas Canarios, máximo órgano entre congresos, en el tono crítico que le caracterizaba, con aquella voz tan peculiar, le espetó a Jerónimo Saavedra, entonces secretario general y presidente del Gobierno de Canarias:
-Jerónimo, estás evanescente, bájate de la nube.
La expresión se contextualizaba en el tono que distinguía los debates de aquel órgano, no era alarmista y solo produjo breves aplausos y alguna que otra sonrisa. El propio Alfredo se acercaba al final a saludar a Saavedra que le devolvía el gesto:
-Tú siempre tan perspicaz, Alfredo.
Y lo era, sí. En cualquier conversación, en cualquier intercambio de criterios, en cualquier ponencia. Siempre con aquel rostro de bonachón que traslucía cercanía, atención y amabilidad. En otra ocasión, cuando era presidente del Consejo de Entidades Canarias en el Exterior (CECE), tras una audiencia con Fernando Fernández, recién elegido presidente del Gobierno de Canarias, tras despedirse, en la escalera de la antigua sede presidencial de la Plaza de los Patos, y exhibiendo la típica socarronería palmera, soltó:
-Bueno, Fernando, quedó a la espera de que me llames para convocar la primera reunión.
-No, Alfredo, llámame tú-, le replicó el presidente Fernández.
Alfredo Mederos Pérez, nacido en Breña Alta (La Palma), fallecía ayer, poniendo fin a una vida que consagró a la docencia, la investigación y la política, sin olvidar el sindicalismo. Fue la suya una trayectoria ejemplar de integridad y entrega a las causas que defendió con denuedo. Sencillo, austero, modesto, servicial… Alfredo reunía esas virtudes humanistas que le hacían aún más apreciable. Licenciado y doctor en Ciencias Químicas por la Universidad de La Laguna. Accedió por oposición a la cátedra de Química Inorgánica. Fue también Profesor Emérito y se jubiló en 2009. Es autor de más de ciento cincuenta trabajos científicos y director de numerosos proyectos de investigación españoles, europeos y latinoamericanos.
Pocas personas tan constantes en el ámbito de la política como Alfredo, quien contaba con fruición las peripecias de aquellos años universitarios en los que encabezó algunas luchas antifranquistas, como la mantenida para protestar por la expulsión de los catedráticos Enrique Tierno Galván, José Luis López Aranguren y Agustín García Calvo. Y los primeros pasos  en el Partido Socialista Popular (PSP) del que llegó a ser, en Canarias, su secretario general. Desempeñaría después un papel destacado en el proceso de fusión con el PSOE: su tolerancia y su visión integradora fueron determinantes, precisamente en las negociaciones para tal finalidad con Jerónimo Saavedra.
Se incorporó a la Unión General de Trabajadores (UGT) en 1978. Y ya de lleno en el PSOE, hizo de todo: además de secretario general de la Agrupación Socialista lagunera hasta miembro del Comité Federal y presidente de la Comisión de Ética de la organización en Canarias. Como cargo público, ejerció de consejero en el Cabildo Insular de Tenerife, entre 1979 y 1987.
Fue también decano del Colegio de Doctores y Licenciados del Distrito Universitario de La Laguna. Entre los reconocimientos recibidos, figura la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo otorgada por el Gobierno de España. Compartimos su emoción el día en que Jesús Caldera, ministro, le hizo entrega de la distinción. Es hijo predilecto de Breña Alta, su villa natal; y está en posesión del premio San Borondón concedido por el Centro de la Cultura Popular Canaria “por su excepcional contribución a la recuperación de la memoria histórica del pueblo canario”.
Esta tarea, en efecto, ocupó buena parte de los últimos años de su vida. Es autor de varios libros y publicaciones, fruto de su generoso quehacer en el campo de la investigación histórica. Ahí siempre le vimos animoso y entusiasta, ilusionado sin reserva cada vez que un nuevo libro iba a ver la luz.
Su contribución en todos los ámbitos reseñados hace que le consideremos como un auténtico bastión del socialismo canario.
-Siempre tan perspicaz-, que diría Saavedra.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

MALOS TRATOS EN EL ÁMBITO FAMILIAR



Uno de cada cien niños españoles padece malos tratos en casa, según se consigna en el informe de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria. Puede que el dato se quede corto pues, según esta asociación, solo trascienden entre el 10 y el 15 % de los casos. Las cifras que maneja ponen de relieve la necesidad de una ley integral de la  infancia que sirva para proteger a los menores de cualquier forma de violencia en el ámbito familiar y para desarrollar medidas que favorezcan la coordinación de los agentes implicados a quienes, de paso, conviene formar en aptitudes profesionales.
En efecto, hay datos muy llamativos: el Registro Unificado de sospecha de Maltrato Infantil recibió en 2015 un total de 13.818 notificaciones, que pueden consignar más de una tipología de maltrato. Así, las comunidades comunicaron 17.149 casos de maltrato a menores, de los que 8.726 fueron por negligencia, 4.439 emocionales, 3.297 físicos y 687 abusos sexuales. Ese mismo año fueron denunciados cerca de 4.000 casos de menores víctimas de malos tratos en el ámbito familiar, según datos del Ministerio del Interior y, desde 2013, 22 niños han sido asesinados por la violencia intrafamiliar.
La vicepresidenta primera de la Asociación, Narcisa Palomino, admite que falta mayor conciencia ante la gravedad del problema, acaso por no ser demasiado visibles las estadísticas. Eso requiere, según la presidenta, Concepción Sánchez Pino, una homogeneización de las cifras y unas mejores condiciones de accesibilidad a los registros dado que estos resultan una herramienta muy útil para la detección precoz del maltrato infantil.
Habrá que tomarse en serio este asunto, revisando aquellas imperfecciones que lo complican. El maltrato físico y psicológico, por no hablar de abusos sexuales, se convierte en una lacra preocupante que, de no atajarse o erradicar a tiempo, termina añadiéndose a los problemas sociales que deforman y alteran la convivencia. Cuando los males están extendidos, será difícil, por no decir imposible, dar con las soluciones adecuadas. Volvemos a lo de siempre: educación y civismo como soportes de la imprescindible prevención.
Los malos tratos en el ámbito intrafamiliar en nuestro país, según la Asociación, pueden empezar con descuidos o insensibilidad reflejados en formas de vestir y hasta en malnutrición. Luego pueden sobrevenir males mayores, no solo con las huellas físicas de los malos tratos sino con las consecuencias psicológicas como el recelo, la depresión y cuadros de ansiedad. Los pediatras piden que su parecer sea tenido en cuenta y están en lo cierto. Pueden ser decisivos, trabajando codo a codo con los padres y con la máxima franqueza, para reconducir una situación y evitar males mayores.

martes, 14 de noviembre de 2017

DIEZ MESES, DIEZ

Señoras conductoras y señores conductores, taxistas, pasajeros, estudiantes, pacientes, profesionales, excursionistas, turistas y viajeros con reserva, usuarias y usuarios todos de la TF-5, popular autopista del Norte: váyanse preparando porque el anuncio ya está hecho: a partir del lunes 27 de la última semana del presente mes, comienzan los trabajos de repavimentación. De La Laguna a Los Realejos, en los dos sentidos y en una longitud de 26,5 kilómetros. La inversión es de 7,4 millones de euros. Y durarán diez meses, diez. Trabajando a partir de las diez de la noche y hasta las seis de la mañana. O sea hasta el próximo otoño, bien entrado, si no hay interrupciones, dilaciones y contratiempos.
Ya cabe imaginarse los discursos candorosos de pedir disculpas por las molestias, “pero había que hacerlo y ya los usuarios de la carretera pueden conducir y sentirse más seguros...” y tal y tal.
Pero hasta que llegue la hora de las autosatisfacciones indisimuladas, imaginemos por un momento la que se avecina. Para allá y para acá. Aunque se labore con nocturnidad, y al calor de los potentes focos que iluminen los tramos. Atascos a diario y en horarios en los que se circula aunque sobre el asfalto pareciera que con menor intensidad.
Hay que hacerlo, vale: la carretera, en algunos pasajes, está que da pena. Algunos responsables reconocen el “agotamiento estructural”. Pero el problema seguirá latente: es la misma vía mientras el parque automovilístico continúa creciendo. O sea, cuando terminen las obras, dentro de diez meses, las complicaciones seguirán siendo las de ahora. Habrá que armarse de paciencia y poniendo atención, mucha atención -remarquemos que se va a trabajar de noche- en la señalética de los desvíos que será necesario acometer. También se habla de recorridos alternativos. Ojalá que del caos de los primeros días se pase a los hábitos adquiridos con inevitable resignación ya cuando los puentes y las vacaciones de diciembre inviten a utilizar el vehículo y el transporte colectivo en modo indispensable. Y si llueve -ojalá-, ya saben: es cuestión de ir preparados... y de redoblar las precauciones y la paciencia.
El período de los diez meses debería ser aprovechado para debatir, consultar y reflexionar sobre la nueva cultura que hay que crear y fomentar para los desplazamientos terrestres: las infraestructuras viales de Tenerife son insuficientes. Usos, horarios, transporte colectivo, incremento de líneas y ofertas, incentivos... tienen que formar parte de una alternativa social e institucional que, de momento, se agota en las redes sociales, en los pensamientos interiores o en las conversaciones de las interminables colas nuestras de cada día.
Porque serán diez meses, diez. Aunque sea de noche.

lunes, 13 de noviembre de 2017

ADIÓS A LA SALA 'TIMANFAYA'

Resultará una obviedad aplastante pero hay que remarcarla: siempre duele que la cultura pierda un espacio, aunque sea mínimo. Es el caso del cierre de la sala 'Timanfaya', del Puerto de la Cruz, anunciado por su propia directora y arrendataria, Mónica Lorenzo, a partir del próximo 1 de enero.
Las redes sociales se han inundado de lamentos, denuncias y mensajes este fin de semana. La cruda realidad es que Mónica Lorenzo arroja la toalla porque hay unas obligaciones y unos gastos que no puede asumir más tiempo: seguro que ha hecho más de lo que ciertamente podía, enamorada del teatro y deseosa de que cualquier manifestación artística tuviera cabida en aquel recinto que empezó acogiendo proyecciones cinematográficas y luego, tras un primer cierre, actividades de diversos tipos, incluso políticas.
Apostó a sabiendas de que la ciudad no dispone de espacios adecuados, especialmente uno así, mediano, con aforo para doscientas personas y céntricamente ubicado. Aportó toda la ilusión que se precisa en una promotora para dar salida a la creatividad individual y al quehacer colectivo, tantas veces agotados precisamente por eso, por no disponer de lugares adecuados.
Hay que agradecerle a Mónica Lorenzo su iniciativa y sus ganas de hacer cosas con la palabra, la música, las canciones, los libros, los cuadros, el teatro y las artes audiovisuales. Suya no es la culpa, desde luego. Al revés, al conocerse la decisión del cierre, no han faltado los actos de contrición en las redes: si se ha llegado al punto final, es porque mucha gente dio la espalda a las actividades, creyó -acaso porque está mal acostumbrada- que la cultura es gratis y no ofreció, en la mayoría de los casos, una respuesta en consonancia. Claro que de poco sirve ya socializar las pérdidas.
Casi siete años ha durado el esfuerzo, prácticamente en solitario, a título particular o privado, con la única ayuda pública del Cabildo Insular de Tenerife. El Ayuntamiento está pero no se le espera. La impulsora y directora de sala, en una emotiva y realista carta de constatación de la fatalidad, asegura que intentó ahuyentar el derrotismo y se sobrepuso con compromiso, constancia, creatividad y ganas, pero no han sido suficientes. La carencias han podido más.
Y es una lástima porque este cierre viene a cernir sus sombras sobre un momento que ha hecho del Puerto de la Cruz una referencia de quehacer cultural muy llamativa, con una oferta atractiva, por variada y asequible. Sin embargo, no ha alcanzado para la sala 'Timanfaya'. Acaso lo ocurrido -salvo milagro postrero que lo impida- sirva para debatir y reflexionar a propósito del modelo de política cultural: si se puede desarrollar con escasos recursos humanos y materiales o si se opta por el concepto , es decir, orientado a las medianas y grandes concentraciones de público, trufándolas de tradiciones y recuperaciones etnográficas, para terminar estando pendientes del impacto que la convocatoria, globalmente considerada, genere en el tejido empresarial o comercial del municipio. A tener en cuenta, por supuesto, como sucediera en el pasado con usos y hábitos sociales, los cambios en las preferencias de la población, muy condicionada por las derivadas del universo digital y tecnológico. Cuando muchos creíamos que la cultura, la convencional y la innovadora, podía “humanizar”, podía devolvernos a esquemas con los que liberarnos, no retornando al pasado precisamente, pero sí atendiendo a manifestaciones que llenasen vacíos o desconexiones, ha resultado que ahora, al menos en el Puerto, se ve privada de una sala con la que nadie presumía pero a todos confortaba.
Bueno, todos: todos a los que una actividad cultural, aunque hubiera que pagar un precio módico, siempre atrajo; todos a los que gozarla o disfrutarla implicaba un descubrimiento o un sencillo rato de gozo; todos a los que, circunstancias al margen, les encendía el espíritu cognitivo o crítico.
Adiós a la sala 'Timanfaya'. Otra pérdida. Otra desazón. Ojalá no duren mucho...

sábado, 11 de noviembre de 2017

CERÁMICA Y CUADROS DE PEDRO OJEDA

Ocho figuras en cerámica y veinticuatro pinturas, bajo el título Historia de O, presenta el artista Pedro Ojeda (Puerto de la Cruz, 1952) en La Ranilla Espacio Cultural, hasta el próximo jueves 30 del presente mes.

Ojeda reside desde hace años en Reino Unido pero puede ser considerado un hijo del barrio donde expone. Un creador autodidacta que se esmera con la sutileza que aporta en cada obra. Se aprecia en las miradas de los seres que va plasmando en sus lienzos, de clara tendencia surrealista. El artista refleja, a su modo, estados de ánimo y da vida a sus sueños en acrílicos de tonalidades azules que representan una cierta quietud pictórica.

Historia de O, como deben saber, es un clásico de la literatura erótica. El amor incondicional, la sumisión amorosa y la posesión son los tres pilares de una obra cuyo título toma Pedro Ojeda para interpretar las ganas de una pintura distinta que poco tiene que ver con la producción de etapas anteriores, de aquella Simbiosis con que obsequiara hace ya más de diez años en el complejo turístico Masaru, con motivo de su trigésimo aniversario.

Aquí, los pilares de Ojeda los encontramos en la finura de sus rostros y en la combinación cromática que descubren formas caprichosas que parecen cabalgar entre el realismo y lo soñado, el mundo interior del artista que brota para ser manejado con una técnica muy desenvuelta.

Algo similar ocurre con sus piezas de cerámica, aparentemente más rompedoras, pero llenas de sugerencias hasta terminar atrapando incluso al más profano. Los resultados no son ocurrentes sino fruto de un proceso que ha merecido reconocimientos en publicaciones especializadas de Reino Unido. Un proceso que, sin vena sensible, hubiera tenido otras derivaciones, acaso de mayor vocación comercializadora. Pero demuestra modelar con el corazón hasta concluir con matices muy originales.

En fin, la Historia de O es una colección apreciable, la expresión artística de quien hace concesiones al surrealismo al que nunca renunció. Tiene en Domingo Vega y Jesús Dorta algunas referencias próximas pero su estilo propio le convierte en un autor destacado. Alguien que admira a Dalí y que ahora se abre en ambientes tan cambiados desde su juventud, con acrílicos, óleos y piezas de cerámica que caracterizan una poderosa actividad tanto en la pintura como en la escultura. Una colección apreciable, sí.

jueves, 9 de noviembre de 2017

IGUALDAD EN DEMOCRACIA

Se habla, de vez en cuando, de cualificar la democracia, de superar sus imperfecciones, que las tiene. Hacia la igualdad en la democracia, sería la síntesis, sobre todo desde el punto de vista de la participación. O desde cualquier ángulo que favorezca la integración y la identificación con el sistema y mitigar la desafección política que nos embarga, con tantas penalidades.

Ha sido la Asamblea de Madrid la que acaba de dar un paso muy positivo con una Proposición de Ley orientada a la reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG) que el pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado, por práctica unanimidad, tomar en consideración. Se trata de suprimir parcialmente el artículo 3, en donde se establece que carecen de derecho de sufragio “los declarados incapaces de en virtud de sentencia judicial firme, siempre que la misma declare expresamente la incapacidad para el ejercicio del derecho de sufragio” y “los internados en un hospital psiquiátrico con autorización judicial durante el período que dure su internamiento, siempre que en la autorización el juez declara expresamente la incapacidad para el derecho del ejercicio de sufragio”.

El texto de la Proposición aprobada incluye una Disposición Adicional que recoge lo siguiente: “Las personas a las que les hubiere limitado o anulado su derecho al sufragio por razón de discapacidad, quedan reintegradas plenamente en el mismo por el ministerio de la ley”.

Todo da a entender, pues, que a partir de ahora las restricciones del derecho a voto serán en casos muy excepcionales. La demanda se ha venido acentuando a lo largo de los últimos años. El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), que llegó a plantear las restricciones como una violación palmaria de los derechos humanos de las personas con discapacidad, ha insistido hasta lograr este indudable avance. En España, según se ha sabido en el curso del debate parlamentario, se contabilizan casi cien mil sentencias condicionado o limitando el ejercicio del derecho de sufragio. Es natural que, con esa cifra, afloren dudas como las planteó muy bien el diputado del Partido Popular, Alfonso Serrano, quien se pregunta si es viable que desaparezcan tantas resoluciones judiciales con una reforma de la LOREG. “Son necesarias otras reformas para garantizar algo en lo que podemos estar todos de acuerdo”, dijo Serrano para quien las dificultades son salvables, siempre que exista voluntad política. En Catalunya, próxima cita electoral, más de quince mil personas se verían beneficiadas de esta decisión.

Por su parte, el diputado socialista Joan Ruiz i Carbonell, plenamente identificado con el espíritu de la iniciativa, estimó que es de derecho y de justicia apoyarla para que el Tercer Sector se sienta representado de verdad. En este aspecto, la opinión más rotunda y más clara ha sido la de la diputada de Unidos Podemos, Teresa Arévalo: “Hoy en día, hay concejalas con síndrome de Down que no han podido ser votadas por personas con este síndrome… Una paradoja que solo se explica en los prejuicios existentes”.

En fin, un largo proceso y una sustanciosa conquista. Hacia la igualdad en democracia. Como tiene que ser. Y con todos de de acuerdo.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

EN DEFENSA DE LOS PERIODISTAS: REVISAR UNA NORMA

La Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) se dirigió al Defensor del Pueblo con la petición de que gestionara ante la Delegación del Gobierno en Madrid la revocación de una sanción de seiscientos euros impuesta a la periodista Mercé Alcocer, “por desobediencia a agentes de la autoridad” y aplicada según lo dispuesto en la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana (popularmente conocida como Ley Mordaza), mientras cubría ante la Audiencia Nacional, informativamente hablando, el conocido como “Caso Pujol”, en febrero del pasado año.
La iniciativa de la PDLI tiene antecedentes y trata de poner en evidencia la inconstitucionalidad de la norma aplicada a periodistas o informadores, obstaculizando su tarea profesional. En efecto, una multa aplicada al periodista Axier López hace algún tiempo, fue retirada por la Delegación del Gobierno en el País Vasco.
La recomendación del Defensor del Pueblo -en realidad, una clara defensa de los periodistas ejercientes- pone en solfa la propia norma. Se dirá que los policías estaban cumpliendo con su deber y con las indicaciones recibidas pero la anulación de las sanciones, tras la verificación de los hechos y la tramitación de las diligencias correspondientes, aconseja la derogación o revisión de los preceptos correspondientes de la citada Ley.
En el caso que nos ocupa, la periodista Alcocer denunció que “los agentes entorpecieron en todo momento la tarea informadora de los periodistas con un celo excesivo”, impidiendo a los medios “acceder a los abogados y al fiscal, dentro y fuera de las dependencias judiciales”.
Ahora, el Defensor del Pueblo, en su respuesta remitida a la PDLI, manifiesta que “en la resolución sancionadora dictada por la Delegación del Gobierno en Madrid no se hace ningún juicio de proporcionalidad, ni se motiva la constitucionalidad de la sanción impuesta, ni siquiera se considera que pueda existir una limitación o afectación de un derecho fundamental”.
Abunda el Defensor en que “los límites impuestos al ejercicio de los derechos fundamentales deben ser establecidos, interpretados y aplicados de forma restrictiva y no deben ser más intensos de lo necesario para preservar otros bienes o derechos constitucionalmente protegidos. La limitación debe ser la mínima indispensable y, por ello, está sometida al principio de proporcionalidad al objeto de evitar sacrificios innecesarios o excesivos de los derechos fundamentales, lo que exige que las resoluciones que aplican los referidos límites tengan una motivación suficiente para poder controlar la proporcionalidad y la constitucionalidad de la medida aplicada. La falta o insuficiencia de la motivación pueden llevar a la vulneración del derecho sustantivo afectado, según una sentencia del Tribunal Constitucional (159/1986).
Además, señala que “la aplicación del régimen sancionador de la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana, no puede prescindir de la circunstancia de que los ciudadanos a los que se imputa la infracción estén ejerciendo un derecho fundamental. La reiterada jurisprudencia del Tribunal Constitucional establece que los límites de los derechos fundamentales han de ser interpretados con carácter restrictivo en el sentido más favorable a la eficacia y esencia de tales derechos, siendo exigible una rigurosa ponderación de cualquier norma o decisión que coarte su ejercicio”, según reproducción parcial de la referida sentencia.
En esto se basa la petición del Defensor del Pueblo que es tanto como decir que así quiere proteger el ejercicio profesional de los periodistas, tal como se refleja en la petición de la revocación de la sanción impuesta por la Delegación del Gobierno en Madrid. Pero no basta: acaso lo más importante se deducirá de si se promueve y prospera la revisión de la norma. La inconstitucionalidad, como se dijo en su momento, asoma.

INDICIARIAMENTE

El testimonio ayer, en sede parlamentaria, del inspector jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), Manuel Morocho, devuelve a un primer plano de la actualidad la suerte de la trama Gürtel, vinculada al partido gubernamental y que ha estado notoriamente apagada, desde el punto de vista informativo, con todos los acontecimientos de Catalunya.
El testimonio de Morocho, pendiente de lo que ocurra en la tramitación judicial, ha sido revelador: ha admitido, pese a las naturales prudencias con que debía comportarse ante sus señorías, que recibió presiones con el fin de desestabilizar la investigación.
Habrá que seguir aguardando sobre todo para contrastar si el adverbio que utilizó durante el interrogatorio y que ha dejado para la historia se materializa con otro tipo de periciales. "Indiciariamente", repitió el inspector jefe cuando le preguntaban si altos cargos del Partido Popular aparecían en los papeles de Bárcenas.
Los representantes de la formación parlamentaria del partido del Gobierno mostraron su disconformidad, claro. Hay asuntos que en este caso forman parte del procedimientos judicial y, por consiguiente, no deberían ser "tratados como en un juicio". Deberían tener en cuenta que varias denuncias interpuestas en su contra a medida que se conocían resultados de la investigación, han sido archivadas.
Lo cierto es que los indicios, a medias revelados por el jefe policial, estrechan el cerco a la presunta financiación irregular del Partido Popular, de nuevo en primer plano. Independientemente del tratamiento que ahora concedan los medios al asunto, este cobra una relevancia que, en el contexto político español e internacional, resulta muy llamativa.

martes, 7 de noviembre de 2017

UN RIÑÓN PARA BARRETO





Han trasplantado un riñón a Pedro Ángel Gómez Barreto, periodista deportivo, mitad portuense, mitad ramblero, siempre tinerfeño y, lo que es más, permanentemente atento a la evolución del deporte en la zona norte. Seguidor impenitente del fútbol regional, tomó el testigo de antecesores que los fines de semana hacían lo imposible por mantener informado al personal de todos los resultados de todas las categorías de todas las modalidades deportivas.

En efecto, era usual ver a Gómez Barreto en canchas y polideportivos, tomando notas, recibiendo informaciones de otros campos e interviniendo en directo, telefónicamente, para los programas radiofónicos que aguardaban su puntual testimonio informativo. Un todoterreno del periodismo deportivo que incursionó, junto a José Manuel Martín y Gregorio Dorta, en la edición de una revista, Peñón Deportivo, que circuló durante unos años hasta que, como tantas otras cosas en el Puerto, desapareció. Ese trío editó también un libro sobre la historia de un célebre Puerto Cruz-Silense que significó un impulso extraordinario al fútbol portuense, hegemónico pocos años después en el contexto regional.

Por lo tanto, Gómez Barreto es de los informadores sensibles, de los que se ha interesado por el pasado del deporte y por su presente. Aún hoy, alterna su labor funcionarial cotidiana en el Ayuntamiento de San Juan de la Rambla, con el suministro de datos, crónicas y resultados a varios medios escritos y audiovisuales. Por si fuera poca la actividad, aún se le ve de presentador y animador de presentaciones de equipos y otros menesteres deportivos. Su pregón de la cuarenta y seis edición del Trofeo Teide de fútbol fue muy comentado. Por la exactitud de los datos y por su amenidad. Cuando lo leyó, ya se le veía afectado. Aún así, cumplió con el encargo. La Asociación de la Prensa Deportiva de Tenerife (APDT) le distinguió con su insignia de oro.

La fe y el entusiasmo de Pedro Ángel Gómez Barreto le valen, por supuesto, para superar el quebranto de salud, de ahí que la lectura del pregón del Trofeo Teide le sirviera de estímulo. Y a sus amistades y compañeros, de gratificante compañía. Como ahora, saber de la noticia de su intervención y de las ganas que pone en su superación. Estamos pendientes de su evolución. Y deseamos una feliz y pronta recuperación: el deporte norteño le sigue necesitando.

Su testimonio, desde luego, en aquella oportunidad, fue muy valioso. Un buen amigo, un informador comprometido con el deporte, un funcionario cabal. Ahora tiene que reponerse y salir adelante. Pues hay que celebrar, entre otras cosas, el encuentro navideño de “Los magos del norte”, cariñoso título con el que se agrupan los comunicadores deportivos de esta zona. ¡Ánimo!